martes, 7 de octubre de 2014

Sabéis...?

Hace ya tanto...
Más de dos años que no estoy así, tan pensativa, tan soñadora, tan... tonta.
Que me alegre el día dos simples besos, que se me altere el corazón por un fav suyo o por un retweet... Qué gilipollas soy!
Me ha dejado claro que no va a suceder nada entre ambos, y aún así... Miradme! No estaba tan colada por un chaval desde hacia años!
Y no es por cómo es, ni por su físico, pero tiene un-no-sé-qué que me atrapa.
Dios... qué ganas de que se me pase ya este pavo y esta tontería de encima. Que ganas de olvidarte.
Que ganas de volver a estar como antes.
Esto es un sin vivir.
Me despido, pero no exagero si digo que estás en mi cabeza cada 30 minutos. No exagero.