lunes, 2 de enero de 2012

Violeta Parra

Sólo el amor con su ciencia
nos vuelve tan inocentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario