martes, 10 de enero de 2012

La cuerda cortada puede volver a anudarse,
vuelve a aguantar, pero
está cortada.

Quizás volvamos a tropezar, pero allí
donde me abandonaste no
volverás a encontrarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario