martes, 6 de diciembre de 2011

Le presté mi chaqueta y cuando me la devolvió tenia impregnado su aroma.

                                                             Cierro los ojos y sonrío.
Es como tenerle aquí conmigo todavía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario