miércoles, 9 de noviembre de 2011

Es un vértigo esperar de tus labios lo que me arroja

convulsivamente a fumar, a beber, a caminar, a no comer, a no dormir, a no leer, a no escribir, a no vivir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario