miércoles, 9 de noviembre de 2011

Creo que toda paciencia tiene un límite

Todo cariño necesita una reprocidad. Un bote no puede avanzar si solo hay un remo. Solo se consigue dar vueltas, quedar mareado y cansado, sin fuerzas para seguir intentandolo. No soy quien para dar consejos sobre el amor. He quebrado corazones así como también han devastado al mío. Me enamoro fácilmente, es cierto, y es dificil mantenerme.
Pero cuando amo, amo de verdad.
Simplemente te pido que no juegues conmigo. Puesto que cuando alguien me pierde una vez, me pierde totalmente y no hay vuelta atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario